Se enamoró de un pájaro de cemento y murió a su lado

Pamela Cordero. Esta es la historia de Nigel, conocido como el pájaro más triste del mundo, hace 20 años los conservacionistas plantaron 80 pájaros de cemento en una isla para atraer a más aves, pero solo Nigel llegó.

Para el ese era el paraíso, hasta que conoció a una de las estatuas y se enamoró, el tenía toda la oportunidad de migrar de esa isla per prefirió quedarse para revivir a su amada, lo que Nigel el pájaro no sabía era que se había enamorado de una estatua.

Incluso se le veía conquistando al ave y tratando de aparearse. Ahora los neozelandeses están de luto porque Nigel fue encontrado sin vida junto a la estatua.

Esta historia nos deja una lección, podemos morir amando al equivocado o volar y ser felices amando al indicado.

Nigel the gannet, wooing his concrete mate, August 2016

In case you missed it… Here is Nigel wooing his concrete mate, August 2016

Posted by Friends of Mana Island on Monday, February 5, 2018

Titicupon