Revelan cómo ‘revivieron’ a Demi Lovato cuando ya era dada por muerta

  • Su asistente la encontró inconsciente en la cama y parecía que no respiraba. “Está muerta!”, comenzó a gritar por toda la mansión.

Una cosa es segura: Demi Lovato ya no corre peligro. La cantante salió del hospital, hizo sus primeras declaraciones sobre su sobredosis e ingresó a rehabilitación.

Pero han sido días muy duros tanto para ella como para todo su entorno, y las primeras horas fueron especialmente difíciles. De hecho, la asistente que la encontró la dio por muerta, pero afortunadamente uno de sus guardaespaldas llegó y le salvó la vida.

Una fiesta de más de doce horas con alcohol y drogas en su propia casa es lo que condujo a Demi a sufrir una sobredosis por la que fue trasladada de urgencia a un hospital de Los Ángeles por los servicios médicos a primera hora del martes 24 de julio.

Una de sus asistentes fue quien la encontró inconscientes en su cama y cuando llegó creyó que había fallecido. Según fuentes, la asistente subió al piso de arriba y comenzó a gritar: “Está muerta! ¡Está muerta!”. Fue entonces cuando uno de los guardaespaldas subió corriendo a la habitación de la cantante.

Supuestamente, parecía que Demi no respiraba y había algo de sangre en su almohada, lo que podría ser signo de hemorragia. También había restos de vómito en la cama. El guardaespaldas no lo dudó un segundo, incorporó a Demi e intentó limpiarle boca y la garganta para que pudiera respirar y mantenerla con vida hasta que los servicios de emergencia llegaran a la mansión, consigna Muy Fan de La Vanguardia.

De acuerdo a los especialistas, la rápida actuación de este hombre es una de las razones gracias a las cuales la cantante no murió ese día. Poco después, la ambulancia llegó a casa de la cantante y le administraron un medicamento que revierte los efectos de la sobredosis por opiáceos, pero que no hubiese servido de nada, de no ser por la rápida reacción previa del guardaespaldas.

Fotos: Instagram.

pixel

Titicupon