Kim Kardashian sorprende con una nueva excentricidad: diamantes en los dientes

  • La empresaria no ha tenido reparo en mostrar que ha caído en la moda del grill

En excentricidades no hay nada escrito cuando se trata de Kim Kardashian. La empresaria, acostumbrada a reservar aviones para uso privado y generosa a la hora de regalar lujosos bolsos de Louis Vuitton para sus hijas y sobrinas, que no alcanzan los seis años de edad, acaba de volver a ser objeto de críticas al decorarse los dientes con diamantes.

La protagonista de ‘Keeping Up With The Kardashians’ mostró en su cuenta de Instagram cómo lucía su boca al añadir una cruz de diamantes en sus dientes incisivos y toda la parte inferior estaba cubierta de joyas plateadas.

Como buena fashionista y amante del lujo, ha caído en la moda ‘grill’, que se utiliza en la cultura del hip hop y consiste en llevar en los dientes cualquier tipo de joyería bling-bling, término onomatopéyico que hace una joya al brillar. De esta forma, y gracias a los numerosos diamantes, Kim Kardashian luce una dentadura completamente brillante.

new grillz

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

“New grill”, escribía en su cuenta de Instagram, cuya publicación alcanzó más de 2 millones de ‘me gusta’ y 22.000 comentarios. A pesar de que la mayoría de internautas se mostraban sorprendidos con la imagen, hubo quien criticó la última compra de la empresaria: “¿Se puede comer así?”, “Tanto dinero para hacer estas cosas”, “¿En esto inviertes tu dinero?”.

No es la primera vez que Kim Kardashian hace uso de estas joyas en la boca. Al igual que ‘celebrities’ como Beyoncé, Rihanna o Madonna ya lo han llevado antes, la mediana de las Kardashian-Jenner no se ha quedado atrás y ya lo utilizó en la campaña de su línea de cosméticos, en la cuál uno resultó especialmente llamativo porque las joyas formaban su nombre.

El uso de los famosos ‘grills’ es solo un aspecto más en su lujosa vida. Se rumorea que se gastó 700.000 euros en cuatro inodoros con baño de oro y su nevera y congelador han llegado a costarle cerca del millón de euros por tener incrustados cristales de Swarovski.

Titicupon