The Weeknd es acusado de plagio por su canción “Call out my name”

Demandantes exigen a The Weeknd que no interprete el tema hasta que se resuelva el caso y piden como compensación todas las ganancias que “Call out my name” ha generado.

El cantante de pop The Weeknd y su equipo técnico han sido acusados de plagiar varios elementos de una canción compuesta en 2015 para escribir el tema “Call out my name”, que fue editado en 2018.

De acuerdo a unos documentos publicados este miércoles 22 de septiembre por la revista musical Pitchfork, el dúo Epikker, integrado por Suniel Fox y Henry Strange, acusan al cantante canadiense de haberse apropiado de un tema que enviaron a un colaborador de The Weeknd titulado “Vibeking”, por el que nunca recibieron ningún tipo de crédito.

Los demandantes han exigido como compensación los beneficios de la canción “Call out my name” y solicitado como medida cautelar que The Weeknd no cante el tema en ningún concierto hasta que se concluya el caso.

“Ambas obras están en clave menor y tienen una métrica de 6/8, que no es muy común en la música popular. Ambas obras se tocan a un tempo similar. Y ambas obras utilizan características de la electrónica, el ‘ambience’, el pop, el hip-hop, el rock y el R&B para lograr un sonido atmosférico y melancólico particular”, sostuvo el dúo Epikker.

En la denuncia, los integrantes de Epikker sostienen que el ingeniero de sonido PNDA, un cercano asistente de la estrella pop, recibió la canción vía mail en abril de 2015 y que después confirmó que el artista la había escuchado.

Según la versión de los demandantes, tiempo después el mismo PNDA escribió al dúo para avisarles que no les iba a dar crédito por el tema. El single de The Weeknd se publicó en 2018 como sencillo de su EP My dear melancholy y tiene desde esa fecha 700 millones de reproducciones en la plataforma YouTube y 836 millones en Spotify.

Por otro lado, “Vibeking” no está disponible en ninguna plataforma de internet, por lo que la similitud entre ambos temas solo podrá ser valorada por la corte californiana.

 

 

Titicupon